Poesia diedrica ” DENTELLADA”

Constante la dentellada, incesante

En su destino, mi corazón,

Mi alma, retorcida y abnegada.

En su negra longitud interminable,

Se expande ininterrumpida.

Con la inquietud de quien se reconoce

Eterna y longeva, inalcanzable.

No tiene piedad, ni tan siquiera

Un suspiro que alivie por un instante

La presión de sus dientes, fríos

Sobre la carne viva, palpitante

Especialmente sufridora,

Sin merecerlo, tan solo quiso amar

Y fue rechazada, su delito

Atroz, merece un castigo acorde,

Una dentellada constante en el sitio, del amor.

Andalucismo II

Esta Andalucía en una tesitura harto complicada, siendo la zona con más paro de Europa, y leen bien Andalucía solo es una zona de España y De Europa, porque los pobres andaluces no tienen una lengua propia, como catalanes, vascos y gallegos, ya incluso los asturianos empiezan a hablar en astur, y parece que sin lengua propia no hay identidad. Y sin embargo hay tenemos toda Sudamérica, con un castellano impuesto por los conquistadores españoles, pero que lejos de acomplejarlos les une, y nadie es capaz de dudar de la entidad nacional de argentinos, mexicanos, venezolanos o cubanos y todos comparten la misma lengua y fueron víctimas de la colonización hispanocastellana. Aquí en Andalucía sin embargo lloramos como plañideras por una lengua propia y buscamos en ensayos y tesis doctorales nuestra identidad como pueblo, cuando si en España hay algún pueblo con identidad propia ese es el pueblo andaluz, tenemos tanta identidad que casi recolonizamos el mundo, nuestros artistas triunfan con acento andaluz allí por donde pasan, incluido el tradicional Japón, pueblo este protector de su identidad hasta la obsesión, y cargado de rituales que refuerzan su personalidad como pueblo, y no tienen el menor problema en abrazar la cultura andaluza y reconocerla y admirarla. Por eso debemos dejarnos de gilipolleces y gritar de una vez por todas que somos andaluces, que estamos unidos y que nadie va a seguir pasando por encima de nosotros y dejemos de complacer a esos partidos que de repente, con las elecciones se visten con nuestra bandera y adoptan nuestro apellido. Solo hay un partido andaluz, que nos puede gustar más o menos, cuyos líderes pueden carecer del carisma de otros, pero que son andaluces y eso es lo único que nos debe importar, ya después les daremos caña para que hagan las cosas como nos gustan, pero tenemos que aprender que sin un poder político puramente andaluz, nunca saldremos del boquete, del paro, de la miseria, de los últimos lugares de todas las listas europeas, nunca dejaremos de ser los últimos.

Andalucismo 0

Ya en el S. IX a. de C. lo que hoy conocemos como Andalucía estaba habitada por los Tartesios, pueblo ibero, que dieron el primer nombre a la península “Ibérica”, ya en esta época, existían colonias Fenicias, Cartaginesas y Griegas, que se dedicaban a comerciar con los Iberos. Sobre el año 208 a. de C. Los Cartagineses invaden la península y Andalucía, en el año 218 a. de C. desembarcan en Ampurias los Romanos en guerra con Cartago, las llamadas guerras Púnicas, comenzando la romanización de la Península Ibérica que terminara convertida en la provincia de Hispania, dentro del Estado Romano. Desde el siglo III al V, dos pueblos germánicos habían cruzado la península ibérica, los suevos y los vándalos, así como los alanos, comienza así el declive del dominio Romano, en los años anteriores al 711, fecha con la se data el comienzo de las invasiones musulmanas, lideradas por la dinastía Omeya, ya existía en el norte de áfrica una ciudad fuerte conocida como Septa, que hoy conocemos como Ceuta es decir muchísimo antes de que los musulmanes invadieran Baetica, como conocían los Visigodos a Andalucia.