Campana y se acabó

José David Sánchez de Medina

Muchos de ustedes recordarán, quizás con cierta nostalgia, aquellas noches en las que “por 25 pesetas”, una pareja de “amigos y residentes en Conil”, iban diciendo los afluentes del Tajo, las capitales de África o los usuarios de Twitter bloqueados por el asesor Barcia (en este caso, por 45.000 euros), para poder llevarse, con el permiso de la querida calabaza Ruperta… “¡¡el coooooocheeee!!”. Un enorme “Chicho” Ibáñez Serrador supo hacer del programa “Un, Dos, Tres” todo un espectáculo televisivo y a un servidor dar saltos de niño en la cama (baja, Eduardo), con sólo escuchar su tema principal, “la alegre calabaza”, compuesto por Adolfo Waitzman.

Cuando a los participantes del concurso se les agotaba el tiempo, las “tacañonas” hacían sonar campanillas, sirenas, trompetas… y al grito de “¡campaaaana y se acabó!”, atajaban las respuestas y la suerte estaba echada. No había más que sumar: “12 preguntas acertadas, a 25 pesetas…

Ver la entrada original 409 palabras más

Anuncios

Un comentario en “Campana y se acabó

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s