Bandera sin banderitas

José David Sánchez de Medina

“Enga, Juan, descuelga ya la banderita, picha, y desmontemo to el tinglao éste que sa cabao el sarao hasta el año que viene y me quiero largá pa mi casa”, le dice Paco a su compañero, Juan (¿qué quiere que le diga a estas alturas, querido lector, qué se llama Juan por casualidad?), con el que lleva trabajando casi veinte años. “Ya estarán tos en sus casas, fijo, o tomándose una copita por ahí con los premiaos, las autoridades, sus familias… y nosotros aquí pringaos… como si los viera, Juan”.

Francisco, Paco para su compare casi desde que nacieron, achucha a su amigo, que en cuclillas y callao, va doblando la banderita con calma, intentando recogerla bien para que quede recogía exactamente igual que el año anterior, cuando ya estaba exactamente igual que un año antes y él mismo la desdobló, también paciente, también callao… y así, piensa Juan en…

Ver la entrada original 586 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s